¿Cuánto dinero gana un influencer de Instagram?

Si estás en Instagram, lo más probable es que hayas visto al menos una de estas cosas. Apoyado por alguien a quien sigues. En el último mes. Es fácil burlarse de tu último conocido que ha emprendido este esfuerzo, pero eso no impide que la vocecita en tu cabeza pregunte: «¿Les pagarán por esto?», seguido rápidamente por: «Puedo sostener una botella de autobronceador y sonreír también, ¿puedo cobrar también?»

Estos influencer  han creado un imperio digital tomando unas cuantas fotos semifiltradas con una mano, mientras promocionan la última tendencia con la otra. Su credibilidad viene a través de una afluencia de compromiso social, que se produce mientras se construye una influencia que es recompensada con productos, dinero y a veces incluso fama.

Estamos poniendo a prueba los números para ver cuán económicamente independiente puede uno ser de un par de miles de gustos. Y cuán realista es esa tarea de conquistar.

Vale la pena ser popular en Instagram

Al subir la escalera de la influencia, es común que te paguen más por puesto si tienes un mayor número de seguidores. Esta lógica se deriva de la idea de que cuantos más ojos vean el contenido, más marcas estarán dispuestas a pagar.

¿Pero qué determina que uno debe golpear antes de que estos posts se vuelvan realmente rentables?

< 10.000 Seguidores

Los influenciadores «micro» tienen entre 6.000 y 10.000 seguidores. A diferencia de tu amigo popular que ha adquirido tantos seguidores publicando cosas geniales, la gente detrás de estas manijas están compitiendo para hacer crecer su página alrededor de un nicho específico.

Según una encuesta reciente, estas cuentas pueden ganar hasta, en promedio, 88 dólares por post. Sin embargo, la mayoría de los microinfluenciadores no cobran por adelantado para poder tener una mayor presencia a largo plazo.

Entendido como un pasatiempo dedicado, este nivel de seguidores puede hacer que su manija de Instagram esté en la puerta para futuras colaboraciones o puestos patrocinados, llenos de algunas ventajas gratuitas en el camino.

< 100.000 Seguidores

En esta etapa del juego, las marcas están enviando mensajes directos a las cuentas con esta cantidad de seguidores como un reloj, pidiendo la aprobación del producto a cambio de regalos: Piensa en ropa de marca, paquetes mensuales para la salud y el bienestar, o una comida gratis en un restaurante que quiera ser expuesto.

Puede que de vez en cuando entre algo de dinero, pero la mayoría de las personas influyentes dudan en empezar a cobrar en esta etapa, ya que esto puede deslegitimar su creciente éxito.

Por ejemplo, un autoproclamado «programador de alimentos» tiene actualmente 72.000 seguidores. Mientras que cientos de seguidores pululan por cada puesto, la cuenta está esperando para monetizar su trabajo hasta que al menos llegue a la marca de 100.000, que es el marcador de «socialmente aceptable».

Es una especie de regla tácita que los influyentes pueden esperar que se les pague 10 dólares por cada 1.000 seguidores que tengan, una vez que lleguen al umbral de los 100.000. Cobrar por los postes antes de llegar a esto puede resultar en que se les pague menos, o en que se establezcan antes de que la cuenta haya florecido por completo.

Los influenciadores con 50.000 a 80.000 seguidores reciben alrededor de 200 dólares por promoción, pero el precio cambia según el anunciante. Algunas cuentas hacen tratos con marcas para publicar códigos promocionales en su feed, y cada vez que una nueva persona usa su código, hace un porcentaje de la venta. Otras cuentas optan por ofertas de regalo que simplemente aumentan su número de seguidores.

Ya sea que estas cuentas de nivel medio mantengan su presencia en el lado trabajando vigorosamente para convertir sus cuentas en una carrera a tiempo completo, sus seguidores son impresionantes.

< 1.000.000 de seguidores

El salto de 100.000 seguidores a un millón de seguidores es, como mínimo, una empresa sin un manual estándar o reglas a seguir sobre qué poner y cuánto cobrar.

Cuentas de esta naturaleza (piense en 250.000 a 500.000 seguidores) han dado con el premio gordo de la influencia de Instagram, con ganancias posibles de un promedio de 670 dólares por post.

Pero ni siquiera tiene que ser una foto en su alimentación la que traiga el dinero.

Las cuentas de este tamaño tienen varias características a las que los gestores de nivel inferior no pueden acceder todavía, como una cuenta verificada (marca de verificación azul) y la capacidad de «swipe up» de la historia de Instagram, las marcas y las empresas pueden aprovechar estas características para realizar campañas publicitarias de influencia más eficaces.

Una vez que una cuenta alcanza más de un millón de seguidores, el cielo es el límite de lo que cobran.

Es una especie de regla tácita que los influyentes pueden esperar que se les pague 10 dólares por cada 1.000 seguidores que tengan, una vez que alcancen el umbral de los 100.000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *